16 septiembre 2006

Primera mujer con un brazo biónico

Me preguntaba Victor ayer, mientras nos tomábamos algo, si había visto la noticia de la mujer a la que le habían puesto un brazo biónico.


Aunque no es el primer brazo biónico que se coloca, me sigue sorprendiendo el hecho de que sea realmente biónico y que se pueda controlar mediante impulsos nerviosos y no meramente un brazo ortopédico.
Cuando me lo comentó la primera pregunta que vino a mi mente fue: "¿Es capaz de controlar la presión ejercida con la mano o simplemente ejerce una fuerza estandar para sujetar objetos?"

Si usa una fuerza estandar me parecería un trabajo magnífico, pero si es capaz de ejercer distinta presión según lo que necesite coger, por ejemplo un huevo, cualquier elogio hacia los médicos e ingenieros que han creado ese brazo se quedaría corto.

El Futuro lo tenemos ya al alcance de la mano...biónica.

1 comentario:

Manz dijo...

En dos palabras, im-presionante.

Y es muy curioso lo que comentas, ya que puestos a seguir la lógica, ¿que probabilidades hay de que la fuerza del brazo fuera controlable? ¿sería la ruina de los recreativos de "golpea el saco de boxeo" o similares? ¿quién se atrevería a echar un pulso?

Fuera bromas, toda una proeza.